Historia - pag 2

Indice del artículo
Historia
pag 2
Pág. 3
Pág. 4
Todas las páginas

La benéfica influencia del amparo regio provoca que a principios del siglo XIV d.C. la Comunidad alcance su máximo esplendor al englobar sesenta y una aldeas que se distribuían en seis sexmos cuyas "cabezas" eran Bujés y Málaga del Fresno en el antiguo "de el Campo", situados en la orilla derecha del rio Henares y Albolleque, Lupiana, Renera y Valdeavellano en el "de la Alcarria", en la orilla izquierda.

Esta privilegiada dependencia se ve interrumpida en noviembre del año en 1420 d.C. cuando el rey Juan II de Castilla desgaja de la Comunidad esta villa al incluirla entre las habían de formar parte de la dote que entrega a su hermana la Infanta Catalina de Castilla en su matrimonio con el Infante Enrique de Trastamara, tercer hijo de Fernando I de Antequera, rey de Aragón.

Situacion_Siglo_XIIDistribución de las comunidades de la villa  y tierra de la actual provincia de Guadalajara en el siglo XII d.C.

No obstante lo anterior existe una segunda versión que señala que la entrega de la villa no tuvo lugar en esa fecha sino en el mes de marzo del año 1428 d.C., cuando el Infante Enrique en virtud de la herencia que le correspondía a su esposa la Infanta Catalina por parte de su padre el rey Enrique III, reclama y recibe las villas de Trujillo, Alcaraz y Andújar y las aldeas de Aranzueque, Armuña de Tajuña, Fuentelviejo, Retuerta, Pioz, El Pozo de Guadalajara, Yélamos de Arriba, Yélamos de Abajo, Balconete, Yunquera, Serracines y Daganzo del Común de Guadalajara.

En cualquiera de los anteriores supuestos, más probable el segundo, el Infante Enrique alcanza en ese momento un poder territorial en Castilla que le permite iniciar, junto a diversos nobles, una nueva revuelta contra el rey Juan II.